CASO HUMANOIDE DE PACHACAMAC RESUELTO

martes, 5 de noviembre de 2013

Bitácora del Capitán: El Azúcar y la Religión, los 2 Peores Inventos del Hombre

DESDE siempre ...         he considerado que los dos peores inventos de la historia fueron el azúcar y la religión, o la religión y el azúcar, a éste nivel el orden de los factores definitivamente No altera el producto.

El azúcar inhibe el sistema inmunológico y debilita las defensas contra las enfermedades infecciosas, destruye el equilibrio de los minerales en el cuerpo, provoca deficiencias de cobre y de cromo, e interfiere con la absorción de calcio y de magnesio. El azúcar provoca una subida rápida de adrenalina, hiperactividad, ansiedad, dificultad para concentrarse e irritabilidad en niños. El azúcar puede producir un aumento significativo del colesterol total y triglicéridos, así como un aumento del colesterol malo y un descenso del bueno. El azúcar causa una pérdida de elasticidad y de funcionalidad de los tejidos, sirve de alimento a las células cancerígenas y se le ha relacionado con el desarrollo de cáncer de pecho, ovarios, próstata, recto, páncreas, tracto biliario, pulmones, vesícula biliar y estómago, aumentaa los niveles de glucosa en ayunas, y provocar hipoglucemia reactiva, debilita la vista, causar problemas con el tracto gastrointestinal como: acidez, indigestión, mala absorción en pacientes con problemas intestinales, incremento del riesgo de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. El azúcar puede causar envejecimiento prematuro además de provocar caries, gengivitis y que la saliva se vuelva ácida. El azúcar contribuye a la obesidad y puede ser la causa de enfermedades auto inmunes como artritis, asma y esclerosis múltiple.
En suma el azúcar tal y como la conocemos y consumimos hoy es dañina y por lejos nefasta para el ser humano.
Tal como lo es también la Religión, .... y quizá ésta sea aún más corrosiva (!).

La dramática realidad de la Religión, cualquiera que fuera, es que evita que las mentes humanas se desarrollen en libertad sino llena en prejuicios y supersticiones, ésto sin mencionar los espasmóticos estragos del fanatismo, de las posturas y del dogma.
La Religión inhibe la libertad de pensamiento, fortalece las defensas contra las ideas nuevas y vanguardistas y arranca de manera perpetua la costra reseca de la culpabilidad, la misma en la que se yergue toda su ideología y que no se le es permitida cicatrizar. La Religión corta aquel cuasi extinto "diálogo" en un mundo donde la única garantía de una continua colaboración entre los seres humanos es una buena disposición para modificar nuestras ideas (y el comportamiento resultante) por medio del diálogo y a la luz de nuevas evidencias y argumentos.
Pero la Religión inventó la Fé. Sin duda la mejor de sus jugadas. La “Fe”, no es más que una creencia falsa en proposiciones injustificadas (que un libro determinado fue escrito por Dios, que nos reuniremos con nuestros seres queridos luego de la muerte, que el Creador del Universo puede leer nuestros pensamientos, etc.)(!). La “espiritualidad” o el “misticismo”, ambas palabras bastante espantosas, hacen referencia a un vasto proceso de introspección por medio del cual una persona está en condiciones de advertir que ese sentimiento que se llama “yo” es  sencillamente una ilusión cognitiva (!). Aquí la Fé huelga en palabra sacra y en melodramático y prejuicioso dogma religioso.

Azúcar pueden comer los hombres y las mujeres, los heterosexuales y homosexuales, los casados o divorciados, azúcar pueden comer las mujeres gestantes de una violación y las acabadas de practicarse un aborto voluntario, azúcar pueden comer los infieles, los herejes y los anatemas.
Pero para la Religión todos los antes mencionados Dios no les alcanza a cubrir necesariamente con su manto, cada Religión expulsa aquellos que piensen distinto, restringe sus accesos, sensura ideas, persigue, ataca, señala, encubre, lapida.
La Religión enferma No cura. 

Sin embargo el azúcar tanto como la Religión generan un estímulo altamente adictivo, genera placer y en muchísimos casos hasta dependencia.
¿Cuántos conoce Ud. que han muerto por ingerir grandes dosis de Religión?, o ¿Cuántos conoce Ud. que han muerto por dejarse imbuir en el dulce espíritu del azúcar? 

Mi país, Perú, es un país técnicamente laico, es decir, en papel lo és, pero en la práctica No. Algo así como que en la receta culinaria oficial de la nación se indica que utilizamos por ley Equal, Splenda o algún derivado subliminal del aspartame (!), nada de azúcar natural refinada. Compréndase bien la analogía.
Sin embargo haciendo alarde del prolijo boom gastronómico peruano sabemos bien que aquel arroz con leche, la mazamorra morada, o el suspiro a la limeña jamás tendrán el mismo sabor con azúcar de dieta, por el contrario mientras más dulce mejor. Y así se hace a pesar de lo que está escrito.

La Religión No es dietética, No se puede ser "creyente Light" o un "feligrés Zero", se tiene que ser dulce y re dulce, con una porción extra de saludable y dulcísima Fé (!).

Es más fácil declararle la guerra a la Coca Cola que a la Religión, aunque sabemos bien que al final será imposible ganarles a ninguna de las dos.
La respuesta es muy sencilla. 

Mientras que el azúcar corroe abierta y comprobadamente, te lo dice tu médico, te lo dice tu instructor de gimnasio, te lo dice tu madre, la Religión corroe tan hipócritamente que a pesar que Todo Mundo sabe que en el fondo nada cuadra y Nada tiene sentido Todo Mundo cree que hace bien (!). Ahí su éxito viral marketero. Impecable trabajo. Amén para los genios gestores de la Religión.

La Religión es la mayor empresa del miedo. Miedo que enferma tan igual o peor que el azúcar que consumimos día a día. Pero ésto tiene y debe ser cortado ya mismo. 
Se vienen grandes anunciamientos y confirmaciones. GRANDES. Y las endulzadas religiones serán lás únicas que apelarán al miedo y a la Fé para infectar momentos históricos cruciales para la especie humana y para el planeta.

Recuérdelo bien estimado lector. Tome Ud. ésta bitácora de ejemplo y discútala que antes de lo que se imagine verá como la diabetes espitirual distraerá los objetivos alcanzados haciéndolos pasar en efímeras ilusiones diluídas en dulces de leche de conformismo y resignación. 
Regresemos ahora a nuestra información acostumbrada.

Marco A. Barraza
NPE
Director.

Lo comentamos en:
Facebook NPE Oficial: www.facebook.com/nuestropasadoextraterrestreNPE
Twitter NPE: @marquillo727
Google +: Marquillo
__________________________________________________________________
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...